La gama alta de smartphones Android, también llamados teléfonos móviles o celulares, se renueva cada trimestre con distintos fabricantes lanzando al mercado nuevos teléfonos. Cuando no es Samsung, es LG, y cuando no Xiaomi o la propia Google, embarcada en su línea Pixel. Pero eso significa que cada vez hay más entre lo que elegir para comprar, y para haceros la elección más sencilla os traemos este artículo de http://rodneychambers.co.uk/"https:////rodneychambers.co.uk//contact-us///"  los mejores móviles Android de gama alta.

Debido a la tendencia a hacer los teléfonos cada vez más grandes, alejándose de tamaños más manejables, he optado por incluir aquí ciertos teléfonos que hasta 2017 habrían sido considerados como phablets o móviles de gran tamaño. De esta forma, este artículo se centra más en los móviles que no se van mucho de los 150 mm de altura, y dejo para un artículo distintos las que son más bien phablets de gama alta así como teléfonos de gama media-alta.

También tenemos otros listados de smartphones y phablets:

Los mejores  is it safe to buy isotretinoin from canada teléfonos móviles de  gama alta Android, teniendo en cuenta en parte la calidad/precio pero sobre todo su calidad, son los siguientes según nuestro criterio y gustos. Tened en cuenta que los teléfonos aquí expuestos tienen una alta durabilidad, ya sea por usar pantallas Gorilla Glass, o por lo general ser resistentes al uso y paso de tiempo. Encontraréis teléfonos más baratos, con características que los harán ir fluidos, pero suelen contar con diseños más normales, cámaras más mediocres o con peor política de actualizaciones del sistema operativo.

Puesto que las características técnicas son muy parecidas, voy a centrarme en el valor añadidoque diferencia a estos teléfonos móviles. Además, como es difícil que un teléfono de hace seis meses de gama alta deje de serlo porque su compañía lance una versión renovada, también incluimos modelos que ahora mismo están realmente bien de precio y que tampoco tienen muchas diferencias con respecto a los teléfonos que les sustituyen aunque se puedan englobar en la gama media-alta y no en la alta.

Cosas a tener en cuenta

Android Central

A la hora de comprar un teléfono móvil de gama alta es que se está pagando por el mejor hardware del mercado. Son los procesadores más potentes, que servirán en muchos casos para jugar con gran calidad y fluidez —aunque no sea el uso principal de un teléfono—, aunque la potencia gráfica que tienen suele estar redirigida actualmente hacia el procesamiento de datos de manera más rápida y eficiente. Procesadores como el Kirin 970 disponen de un coprocesador para ello, y el Pixel 2 dispone de una unidad de procesamiento visual para mejorar la calidad de las fotografías, entre otros usos. Normalmente la gama alta incluye al menos 4 GB de RAM y 32 o 64 GB de almacenamiento, lo que llevará a que no sea un problema para el usuario medio.

También se espera de un teléfono de gama alta, cuando ya te pones en unos precios de 500 o más euros, es que tengan una gran cámara de fotos. Aunque está de moda que dispongan de un doble sensor trasero —o delantero, para selfis—, no necesariamente aportan una mejor calidad de fotos. Aportan mejora de la información de la imagen capturada o características de teleobjetivo, pero en última instancia la calidad de la imagen tomada depende del posprocesado realizado por el teléfono, que depende de algoritmos que varían enormemente de una compañía a otra. Samsung dispone tanto de sensores propios de gran calidad como las patentes y el software de tratamiento que permite una gran calidad de imagen en sus teléfonos de gama alta.

Anshel Sag (Forbes)

En estos teléfonos también es común que dispongan de un almacenamiento ultrarrápido de tipo UFS 2.0 (almacenamiento flash universal), frente al eMMC (tarjeta multimedia embebida) de teléfonos de gamas inferiores. La principal diferencia es la velocidad de apertura de aplicaciones o reapertura de las mismas si llevan tiempo sin usarse. Además, los que dispongan de lector de tarjetas micro-SD es conveniente acompañarlos de tarjetas micro-SD que dispogan de la calificación de aptas para uso con móviles, marcadas con A1 o A2 en su caja.

También se espera, a estas alturas, que los teléfonos de gama alta tengan sistemas de ahorro de consumo, baterías de 3000 mAh o más, y que sobre todo tengan carga rápida. Eso llevará generalmente a recargarlos con el adaptador de pared incluido con ellos para que se puedan cargar rápidamente, ya que las tomas USB 3.0, salvo las especiales para ello, no pueden aportar el vataje necesario, generalmente entre 15 y 20 W para estos sistemas de carga rápida. La carga inalámbrica es un extra igualmente interesante para la comodidad del usuario.

Por último, para el diseño del teléfono suelen optarse por aluminio, o aluminio y cristal, y muchos usuarios buscarán algún modelo que sea a prueba de agua. En estos casos, si el teléfono dispone de ellas, es necesario que las tapas de los conectores estén en su sitio. Hay que tener en cuenta que ese a prueba de agua es sobre todo ante eventualidades, pero que no son para sumergir indefinidamente los teléfonos. Además, las pantallas no están adaptadas para usarse bajo el agua, por lo que usarlos en el medio acuático puede ser prácticamente imposible.

Igualmente, hay una tendencia a eliminar el conector de 3.5 mm de audio para sustituirlo por una salida de audio digital a través de un conector USB tipo C. Tiene la ventaja de que la conversión digital-analógico (DAC) se hace directamente en los auriculares con ventajas de calidad de sonido, pero tienen que ser auriculares especiales que integran un DAC para ello. Los fabricantes suelen acompañar en estos casos a los teléfonos de un adaptador de USB tipo C a jack/conector de 3.5 mm que ya incluye un DAC.

Originally posted 2016-10-14 18:58:42.